jueves, 7 de abril de 2011


No logran sacar a Laurent Gbagbo de su búnker

AFP
Abiyán
Las fuerzas del presidente marfileño reconocido por la comunidad internacional, Alassane Ouattara, no lograron tomar ayer miércoles en Abiyán el búnker donde está atrincherado el presidente saliente, Laurent Gbagbo, que se niega a rendirse a pesar del derrumbe de su régimen.
Cuando comenzó el ataque por la mañana, el ambiente era optimista, pero a las 12H00 (locales y GMT), cesaron los disparos de armas pesadas cerca del palacio presidencial y de la residencia.
“Las Fuerzas Republicanas de Ouattara llegaron hasta 150 metros del portón de la residencia de Gbagbo pero no entraron”, agregó. Tuvieron que “retirarse”, dijo un vecino del barrio a última hora de la tarde.
La residencia del embajador de Japón en Abiyán fue atacada la mañana del miércoles por “mercenarios”, que dispararon cohetes y cañonazos, dijo el propio Okamura Yoshifumi, que señaló asimismo la desaparición de cuatro miembros de su personal local.
Por la noche, helicópteros de la fuerza francesa Licorne realizaban un operativo para evacuar al embajador Yoshifumi, en el sector de la residencia del presidente saliente, indicó una fuente cercana a la operación.
Negociaciones Estos ataques se produjeron al día siguiente de intensas pero infructuosas negociaciones en las que Gbagbo se negó a renunciar pese a las fuertes presiones.
“Las negociaciones que se desarrollaron ayer (martes) durante horas entre el entorno de Laurent Gbagbo y las autoridades marfileñas fracasaron debido a la intransigencia de Laurent Gbagbo”, declaró el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé.
Varios periodistas extranjeros y diplomáticos de Japón, Israel e India pidieron ayuda a Estados Unidos este miércoles para huir de un barrio sitiado de la capital de Costa de Marfil, dijo un funcionario estadounidense.